jueves, 17 de junio de 2010

Nunca te faltará nada de lo que necesites

¿Te has fijado alguna vez en las fotografías que adornan el banner de este blog, de nuestra web y de casi todos los trabajos que hacemos desde LiberaciónEmocional?

Esa concha de color anaranjado, esa “orejita de mar” tiene una historia curiosa que hoy me apetece contárosla.

La “orejita” en si es el opérculo de la caracola ASTREA RUGOSA, que en el caso de otras caracolas es una especie de escudete redondo de color marrón oscuro y apariencia coriácea, la mayor parte de su composición es la quitina, el mismo material que forma nuestras uñas, sin embargo el de la “orejita” es un material más duro, posiblemente carbonato cálcico. Eso amplía su supervivencia y no es difícil de encontrárnoslas sembrando nuestras playas, siempre que vayas muy atento puesto que su tamaño rara vez es mayor de una uña pequeña.

clip_image001

Hace años ya que adquirí la costumbre de pasear por la playa buscando estas “conchitas” tan curiosas e irlas guardando sólo por un placer puramente coleccionista, eso fue hasta que un verano me acerqué a un kiosko, de una playa de Málaga, a comprar un helado; al sacar una moneda para pagar, se cayó la “orejita” que había encontrado ese día en la playa. La vendedora, de raza gitana, exclamó toda nerviosa: “¿Dónde la has encontrado? ¿Es que no sabes qué significa!”.

Sacó una del cajón de dinero, ya rota y deteriorada. Me aseguró que se la había regalado hacía años un pescador asegurándole que si la tenía siempre con dinero, nunca le faltaría de nada.

Desde ese momento, para mí “la orejita” adquirió un valor singular: el de la abundancia en general: NUNCA TE FALTARÁ NADA DE LO QUE NECESITES. ¿Eso es fantástico, verdad?

Pero a la pequeña “conchita” se le atribuyen otra serie de poderes mágicos muy especiales.

orejitaEn Italia, también es muy conocida, allí se llama “El ojo de Santa Lucía”. En las zonas de pescadores las mujeres tenían la costumbre de coger estas conchas engastarlas en oro y llevarlas colgadas. Se considera que es un amuleto contra las enfermedades oculares ya que se dice que Santa Lucía es la patrona de la conservación del sentido de la vista. Lucía es el nombre cristiano de Juno, la diosa romana de la Luz quien dio a los hombres el don de la vista, trajo al mundo la luz y la iluminación. En la Toscana, las curanderas hacían rituales con “El ojo de Santa Lucía” para proteger del mal de ojo.

Shiva

 

En otras culturas es conocida como “El Ojo de Shiva” o el símbolo de la sabiduría, decían que era el ojo que ve más allá de lo evidente o lo que es conocido como “el Tercer Ojo”. El ojo de Shiva es el centro de la conciencia espiritual, material, intelectual y física. Es el garante de nuestra propia evolución en todos los sentidos.

En Almería aseguran que es un remedio infalible contra las jaquecas y de ahí que su denominación sea “jaquequero”. Cuando alguien tiene dolor de cabeza, se aprieta la “orejita” en el centro de la frente o la fija con una tirita y aseguran que funciona igual que la mejor medicina.

“¿Con cuál de estas versiones te quedas?”, me preguntaba recientemente una amiga. Y mi respuesta fue “Con todas, porqué voy a restarle yo valor” pero lo cierto es que la historia que a mí me movió a coleccionar estas pequeñas “orejitas de mar” es aquella que me contó esa anciana gitana…la orejita de mar es sin lugar a dudas el símbolo de la abundancia. Es un anclaje, está junto a dinero, atrae dinero.

P3290556collar de orejita alargadoSoy consciente de que es una conchita de mar, y que el valor añadido, como en casi todo en la vida, se lo ponemos y quitamos nosotros pero desde entonces esta pequeña concha acompaña todos nuestros proyectos, forma parte de nuestras joyas, viaja en nuestras maletas, en nuestro monedero y es un obsequio habitual para algunos de nuestros clientes que sentimos que necesitan “un poco más de magia en sus  vidas”…. Patricia Rómer.

 

PD: Esta “orejita” es el perfecto complemento para EFT o ThetaHealing a la hora de eliminar todos los miedos que te impiden tener en tu vida todo lo que necesitas. Contacta conmigo si quieres aprender más de estas técnicas o trabajar tus asuntos personales con un profesional.

8 comentarios:

  1. HOLA!! te encontré por casualidad buscando orejitas de mar, me ha encantado descubrir su historia a través de tus palabras y voy a aprovechar para seguir viendo tu blog, pero sabrías decirme como conseguir algunas... soy artesana y estoy buscandolas para hacer creaciones, porque vivo en un pueblo de Badajoz, lejos de la playa..... tu podrías conseguirme a cambio de un trueque??? sabes de algun sitio donde se puedan comprar?? si te animas escribeme a crispurrusalda(arroba)gmail.com

    ResponderEliminar
  2. yo tengo muchas mejor dicho mi mujer

    ResponderEliminar
  3. Ahora que sabéis cuál es su historia ¡No olvidéis llevarlas siempre con dinero!

    ResponderEliminar
  4. Yo tambien tengo, he encontrado bastantes paseando por las playas del litoral malagueño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. disfrútala y recuerda que tienen un valor añadido.

      Eliminar
  5. Esta tarde me han regalado una orejita de mar, no se si dará resultado, pero la persona que me la ha regalado lo ha hecho de corazón, y eso me transmite mucha energía positiva, fundamental para superar los baches que te coloca la vida y fuerzas para seguir nadando contra corriente. GRACIAS PATRICIA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comprendo perfectamente que ahora no tengas mucha esperanza, pero permíteme que yo la tenga por ti, hasta que la recuperes. Un abrazo Javier.

      Eliminar